Mayo 29 de 2020

1. Antes de empacar haz una limpia

Unos días antes hacé limpieza y deshazte de las pertenencias que ya no necesites o no quieras. Inclusive puedes hacer una venta de garaje y con ello pagar parte del flete. Esto para que no tengas que llevar lo que no te interese a la nueva casa y ahorrar espacio.

2. Haz una maleta con lo indispenzable.

Cuando acabes de mudarte muchas de tus pertenencias estarán dispersas en cajas. Es por eso que una maleta con algo de ropa y artículos de aseo personal te salvarán los primeros días. Haz como si fueras de viaje y organiza una maleta para que no te falte nada, sobre todo si llegas cansado o cansada de tanto ajetreo o el camión de la mudanza se atrasa.

3. Crea un kit de empaque.

Nada más práctico que un kit con todo lo que ocuparás para empacar y desempacar. Tijeras, cutter, masking tape, marcadores y papelitos engomados para rotular.

4. Colchón viejo o colchón nuevo.

Si los colchones de tu antigua casa ya superan los 8 años puedes pensar en comprar uno nuevo y pedir que te lo entreguen a tu nuevo domicilio, así matarás dos pájaros de un solo tiro.

5. Guarda los artículos blandos en una bolsa

Guardar artículos como peluches, telas, cortinas, etc. Puede ser en bolsas que reutilices, de tela o de basura. Inclusive, si has conservado las bolsas con zipper donde venían colchas o cortinas puedes aprovechar. No olvides etiquetarlas para que sepas qué hay en cada una si las bolsas son opacas. Asimismo estas bolsas blandas servirán para proteger muebles y otros objetos delicados.

6. Empaca y desempaca la ropa colgada fácilmente

Utiliza una bolsa plástica grande y cubre de abajo hacia arriba grupos de ropa colgada, arriba hazle un nudo para evitar que se dispersen. Descuelga los ganchos y con cuidado te lo llevas para la casa nueva. Al llegar lo cuelgas en el closet nuevo y listo.

7. No lo vacíes todo

Tal vez cuando piensas en mudarte se te ocurrirá no solo vaciar la casa sino que además vaciar los muebles. Si lo que hay en los cajones es ropa o cosas livianas, no te molestes en hacerlo. Solo asegura las gavetas para que no se abran de manera inesperada. 

8. Clasificar por grupos

En vez de empacar todo de manera desperdigada, clasifica tus pertenencias de acuerdo al lugar dónde estarán y haz otra subcategoría si es necesario como por ejemplo, platos y tazas, que son objetos delicados, en su propio apartado, ayúdate con colores y con etiquetas.

9. Descarga en el lugar indicado.

Cuando llegue el camión de la mudanza si es posible pide que te dejen los artículos en su lugar correspondiente, así las cosas, las cajas de la cocina en la cocina, los sillones en la sala, las camas en los dormitorios. Al ir haciendo este trabajo de una sola vez te ahorrarás mucho tiempo y energía.

Conclusiones.

Cambiarse de casa puede parecer algo abrumador. Como hemos visto puedes alivianar el proceso con sencillos tips que tal vez no tenías contemplados.

Esperamos que estos consejos para una mudanza ordenada te sean de mucha utilidad y que gracias a ellos tengas una mudanza exitosa. 

Igualmente si deseas alquilar o vender tu antiguo domicilio puedes ponerte en contacto con nosotros


Inmobiliaria Alcocer
Inmobiliaria Alcocer Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2020 inmobiliarialcocer.com, todos los derechos reservados.